Oracion a San Cipriano


Es importante saber que todos los enemigos son peligrosos… ¡pero mucho más aquéllos que no se revelan como tales, sino que se disfrazan de bondad y se acercan a ti como amigos! Es aconsejable que todas las mañanas, antes de salir a la calle, reces esta Oración a San Cipriano. También es muy efectiva para ayudar a un ser querido a salir de un problema legal difícil… o de la cárcel.



Nuestro Señor Jesucristo,
que me libres de los ataques
constantes del enemigo malo.


Haz que no se ensañen conmigo.

Sálvame de muerte repentina,
de tempestades, rayos. Incendios,

de vecinos inconvenientes
Si cayere en prisión, consuélame
y ayúdame a salir de ella con honra, con la frente en alto:
de gente envidiosa y malintencionada, aléjame..
Y con tus vestiduras cúbreme de todos los peligros
que ante mí se presenten,
puesto que por tu intercesión se lo pido humildemente
a la Santísima Trinidad,
a Dios Padre, a Dios Hijo
y a Dios Espíritu Santo.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Por los poderes de san Cipriano y de las 3 almas que vigilan san Cipriano(nale) vendrá ahora detrás de mi (nale), va a venir arrastrándose y enamorada lleno de amor, de deseo para volver y pedirme perdón por mentir y para pedirme en noviazgo y mas tarde en boda lo mas rápido posible.
San Cipriano tendré ese poder que ella olvide y deje de una vez cualquier hombre que pueda estar en su cabeza y vuelva a asumirme y declararse para que todos vean.
San Cipriano aleje de (nale) cualquier hombre, que ella me busque en todo momento hoy y ahora, deseando estar a mi lado, que ella tenga la certeza que soy la mujer perfecta para ella, que(nale) no pueda vivir sin mi y que (nale)siempre tenga mi imagen en su pensamiento en todos los momentos.
Ahora donde este con quien este, élla me buscara porque el pensamiento de élla esta en mi.
y al acostarse que sueñe conmigo y al despertar que piense en mi y me desee, al comer piense en mi, al pisar que piense en mi, en todos los momentos de su vida piense en mi.
que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor, que(nale) quiera abrazarme, besarme, cuidarme, protegerme, amarme las 24 horas de todos sus días haciendo así, que ella me ame mas y que sienta placer solo por oír mi voz.
San Cipriano haga a (nale) sentir por mi(m) un deseo fuera del normal, como nunca sintió por otra persona y nuca sentirá. Que haya placer solo conmigo, que haya deseo solamente por mí y que su cuerpo solo a mí pertenezca, que solo tenga paz si esta bien conmigo.
Te agradezco a ti san Cipriano por estar trabajando a mi favor y voy a divulgar tu nombre en pago de amansar a(nale) y traerla enamorada, cariñosa, devotada, dedicada, fiel y llena de deseo a mis brazos.
Como has leído, rézale a este santito todos los días. Que pronto tendrás buenas noticias.

Publicar un comentario en la entrada