Oración a San Judas Tadeo


Es conocido que San Judas Tadeo es el abogado de los imposibles, el intercesor incansable que todo lo logra cuando le rezas con fe y sincera devoción. Esta oración puede repetirse al sentirse atribulado y ansioso por alcanzar algo que parece muy lejano y fuera del alcance. Se sugiere que se rece durante toda una semana (comenzando un viernes) y se descanse durante la segunda semana. Deben repetirse las oraciones a la tercera semana… ¡Ya se debe estar percibiendo la ayuda de San Judas Tadeo!



Oh Glorioso Apóstol San Judas,

fiel servidor y amigo de Jesús,

el nombre del pérfido discípulo que entregó a tu Maestro

en manos de tus enemigos,

ha hecho que muchos te hayan olvidado,

pero la Iglesia te venera y te invoca como

Patrón de los casos desesperados.



Ruega por mí tan necesitado, haz uso del privilegio

a ti concedido de prestar visible y pronta ayuda,

Cuando ésta de nada ni de nadie se espera.

Ven a mi ayuda en esta gran necesidad

para que pueda recibir las consolaciones y socorros del cielo

en todas mis necesidades, tribulaciones y dolores

en particular (aquí haz tu petición) y pueda

bendecir a Dios contigo

y con todos los elegidos en la eternidad.

Te prometo, Bienaventurado San Judas,

agradecerte para siempre este favor

y no cesar de honrarte como especial y poderoso Protector,

y hacer cuanto esté en mi poder para fomentar

la devoción a tu Patrocinio.

Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada